Saltar al contenido

Mantas de lana

Abrigo ideal para el invierno

¿Buscas un buen abrigo para acurrucarte en tu sofá durante el frío invierno? Las mantas de lana son ideales. ¡Elige la tuya!

Rebajas Linen & Cotton Old- SMAPLE

¿Por qué comprar una frazada de lana?

Porque la lana es una fibra natural que abriga muy bien, proporciona suavidad, calidez y belleza. Por otro lado, la puedes utilizar para decorar el dormitorio, la cama, el sofá o incluso llevártela al cine o de viaje. Su costo es económico, logras adquirirlas en tiendas físicas o en línea. Esta última opción es la más utilizada en la actualidad.

Las mantas de lana son una prenda especial para esos días fríos de invierno y otoño, además, están garantizadas cien por ciento. Así que, anímate a tener en tu casa las más vistosas y cálidas prendas.

¿Qué son las mantas de lana?

Mayormente, conocida como cobija o frazada y se utiliza para cubrirse del frio, especialmente para arroparse a la hora de dormir. Se elaboran de forma rectangular y alargada. Estas prendas son distintas a las sabanas, cubrecamas o edredones, debido a su grosor. También, en distintos países la manta es usada como un traje típico. 

Debido a que, proporcionan calidez, confort y elegancia como decoración. Además, existen diversos tipos y estilos para que escojas según tus requerimientos y gustos. 

Características de una manta de lana

Para elegir la manta perfecta toma en cuenta las siguientes características:

    • La longitud, grosor, resistencia, flexibilidad, colores y rendimiento. 
    • Mantienen el calor corporal gracias a la composición de la fibra del animal.
    • Durabilidad pues la vida útil de una manta de uso diario y con los cuidados requeridos es de 7 a 9 años.
    • Todos los productos son delicados al tacto y muy suaves.
    • Se fabrican en una gran gama de colores y modelos, que se adaptan a diferentes estilos de decoración.
    • Las mantas de lana son de alta calidad. 
    • Se fabrican en 100% lana, aunque también, se combinan con otras fibras naturales.

 

 

 

 

 

¿Qué son las mantas de lana XXL?

Son mantas de lana gruesa elaboradas en gran tamaño. Esta prenda, aunque puedes usarla de diferentes formas, está diseñada especialmente para camas King o Queen. Sin embargo, puedes adaptarla perfectamente a cualquier sofá. Lo ideal es adquirir una de un color sobrio, de manera que, combine con todo y no tengas problemas al trasladarla de un sitio a otro.

También, este tipo de mantas se usa con frecuencia a los pies de tu cama para decorar. Al momento de guardarla debes hacerlo en un cesto maxi, exclusivo para la manta. 

Cómo elegir bien tu frazada de lana

Para escoger la manta ideal debes tener claro el uso que le vas a dar. Por ejemplo, si es de abrigo para dormir y quedará entre el edredón y las sábanas no es tan importante la decoración. Sin embargo, debes tomar en cuenta si eres una persona friolenta o no. También, si te importa el peso de la manta, ya que hay unas más livianas y otras son muy pesadas. 

Por otra parte, si buscas una manta para adornar la habitación, enfócate en su decoración y estética. Para vestir el sofá o la cama, selecciona calidad al tacto. Es decir, que sea suave, a la vez que proporcione calidez y elegancia.

Diferentes tipos de cobijas de lana

La lana es una fibra natural que se obtiene de animales. Tales como: ovejas, alpacas, conejos, camellos, vicuñas, guanacos y llamas a través de un proceso llamado esquila. A continuación, conoce algunos detalles de las cobijas de lana más comercializadas. 

Mantas de lana merino

Se fabrica con este tipo de lana de merino debido a su principal característica aislante. Además, retienen la temperatura corporal y puedes mantener la sensación de calor toda la noche. Sin embargo, si te incomoda la transpiración o el contacto con la lana, combínala con una sábana 100% algodón.

También, las mantas de lana de oveja son muy decorativas. Se fabrican mantas de viaje, para vestir sofá, cunas, camas, entre otros. 

Algunas propiedades de este material se resumen así:

    • Su capacidad para regular la temperatura en diferentes climas. Por ejemplo, en climas cálidos mantiene la piel fresca debido a su fácil respiración. En climas fríos, la lana conserva el calor mediante el proceso de denominado calor sorción.
    • Esta es muy delgada, por lo tanto, no produce picazón, ni irrita la piel.
    • Es antibacterial y resistente al olor natural.
    • No se ensucia fácilmente y es de fácil mantenimiento.
    • Puedes lavarla a máquina, suele secar rápidamente.
    • Es poco inflamable a diferencia de otras fibras.
    • No se adhiere a la piel, ni se derrite como los productos sintéticos.

 

 

Mantas de lana de alpaca

El material utilizado para esta frazada es de fibra natural muy delicada, pero de excelente calidad. Cuya característica principal es su alto poder permeable. No absorbe la humedad del ambiente y te calienta rápidamente. Generalmente, se fabrica de forma artesanal en muchos modelos de mantas, colchas y cobertores. También, se confeccionan pequeños sofás y hamacas para utilizar al aire libre. 

Contiene poca cantidad de lanolina, se puede decir que es hipo alergénico. Por lo tanto, la pueden usar personas alérgicas a la lana. La más utilizada es la lana baby alpaca, por ser una de las más finas y de alta calidad. 

Para su mantenimiento debes seguir las sugerencias del lavado a mano, así no dañarás la lana, pues es muy delicada.  

Mantas de lana de camello

Existen dos tipos de camellos con los que se elaboran lanas. El dromedario y el bactriano. En la elaboración de estas cobijas de lana se utiliza un material que se obtiene del pelo de camello, específicamente del bactriano, procedente de China, Mongolia y el Tíbet. Esta lana se utiliza desde antaño, sin embargo, en los últimos años se ha perfeccionado su calidad. Así que, es muy suave, delicada al tacto y elegante.

Esta lana es más ligera que la de oveja, aunque, se combinan ambas para fabricar productos textiles. Las prendas para invierno hechas con lana de camello, son muy cotizadas, por su capacidad de conservación del calor corporal. La temperatura externa no altera la interior. Además, evita el sobrecalentamiento y la sudoración excesiva del cuerpo.

Para la fabricación de frazadas también, se utiliza la lana del camello Bactriano de Mongolia. Debido a que, este no trabaja y conserva en buenas condiciones su pelaje. La pelusa o imprimación, es la más selecta por su extra suavidad y calidez. A pesar de que, su costo es muy alto, también, existen otras categorías de buena calidad, más económicas. 

Por otro lado, se evita colocar productos químicos como pinturas para cambiar el color y la textura. Ya que, estos arruinan la calidad de esta fibra natural.

Cuidado con las imitaciones de lana de camello

Actualmente muchos fabricantes crean imitaciones de esta fina lana. Por consiguiente, conoce cuáles son las diferencias entre una prenda de hebra falsa y la original.  Generalmente, la más fina proviene de camellos jóvenes, así que es parecida a un plumo ligero. Mientras que, la imitación es una mezcla de fibra natural y sintética. De manera que, al palpar detenidamente, puedes percibir si en el interior se siente rústico y duro. 

Los colores también son prueba de originalidad o falsedad, pues esta lana no se tiñe, por lo general los tonos son naturales. Al contrario, si son muy brillantes o tonos extravagantes no es original.

3 hermosos estilos de mantas de lana

Las cobijas de lana, además de abrigarte del frío, también, pueden ser parte de tu decoración, en el estilo de tu preferencia. Ente ellos se destacan los siguientes estilos:

Frazada estilo Shabby chic

Es un estilo decorativo que destaca la armonía, entre lo moderno con lo antiguo. Esta decoración ofrece un ambiente acogedor, que invita a pasar esos días fríos bien abrigados, en una de esas mantas al estilo shabby chic.

Mantas de lana estilo country

Es una forma de decoración que te pone en contacto con la naturaleza. Pues se utilizan la madera, pieles, cuero y otros materiales de la naturaleza. Estos reflejan elementos naturales como lagos, ríos y boques o montañas. Para acentuar este estilo se usan colores como tierra, azul, verde y rojizos cálidos. 

Cobijas de lana estilo patchwork

Consiste en unir trozos de diferentes prendas de lana con motivos decorativos y colores variados, para crear el estilo patchwork. Son ideales para decorar tu sofá, dormitorio o el salón. Combínalas con el estilo country o shabby chic y obtendrás un diseño decorativo exclusivo en tu habitación. 

4 recomendaciones para cuidar las mantas de lana

¿Te resulta complicado conservar limpias las mantas de lana? Con el uso y el contacto con el ambiente terminan ensuciándose. Por lo tanto, se recomienda seguir estos 4 consejos para mantener esta prenda impecable y acogedora.

Airear las cobijas de lana

Coloca la prenda unos minutos al aire libre o al sol si es posible, para eliminar la humedad y los ácaros. De esta manera, mantenga la frescura diariamente.

Cepilla muy bien tu frazada

Haz un correcto limpiado dos o tres veces por semana, con un cepillo para prendas. De esta manera, eliminarás los residuos y el sucio acumulado en la manta. Si tienes mascotas utiliza un rodillo para pelusas y recoger otros desechos. Por otro lado, emplea una máquina de afeitar tela, si la manta está muy despeluchada.

Lleva a la tintorería tus cobijas de lana

Al pasar la temporada de invierno, lleva la manta de lana a la tintorería antes de guardarla. Para una limpieza profesional en seco. De esta forma, quedará libre de suciedad, polillas, larvas y aceites corporales.

Guarda tu frazada de lana herméticamente

Para almacenar la prenda dobla la manta y entre cada pliegue coloca hojas de papel de seda, para evitar las arrugas. Guárdala en una bolsa hermética, incluye trozos de cedro, de esta forma evitas que los insectos la dañen.

Cómo lavar las cobijas de lana

Al igual que cualquier otra prenda de uso diario, las mantas de lana se ensucian al estar en contacto directo con el cuerpo y con el ambiente. Es por ello, que debes mantenerlas limpias. ¿Cómo hacerlo?

La mejor opción es llevarla a la tintorería. Sin embargo, puedes lavarlo en casa, en una lavadora de tambor grande. Al hacerlo, utiliza el programa para lavar prendas delicadas.

También, se puede lavar a mano en una bañera con suficiente agua fría. Primero, agregas tres tazas de detergente especial para lana. Procede a introducir la manta en el agua jabonosa por 30 minutos, luego frota hasta que veas remover el sucio. Saca el jabón con suficiente agua y extiende al aire libre, hasta que seque.

Mantas de lana artesanales

Una opción muy original es diseñar tus propias mantas de lana a mano. Para ello, existen gran variedad de motivos, modelos y colores para elegir. Estas pueden ser:

  • Mantas de lana a ganchillo: Estas mantas unicolores son muy versátiles, es decir, encajan en cualquier residencia.  Escoge el color de tu preferencia y cámbialas de habitación si deseas variar el decorado, sin importar la combinación. 
  • Cobijas de lana con formas: Escoge el motivo para tejer a mano tu manta de lana. Por ejemplo, mantas de lana para bebés, mantas de lana para cama, mantas de lana para sofá o los cojines. 
  • Mantas de lanas de colores: Con tus colores preferidos o elige los que combinen con el motivo o la decoración. Concuerdan muy bien los motivos florales, cuadros o rayas.

Mantas de lana hechas a mano

Si vas hacer tu propia frazada de lana es importante saber que grosor de lana elegir de acuerdo al propósito de la pieza. Sin embargo, cada país tiene sus propios términos en cuanto a grosor se refiere. A continuación, se describen los más generalizados.

Grosor Medio o Aran

Conocida como lana peinada se utilizan agujas de 4,50 o 5mm para tejer y es una de las más utilizadas. Principalmente para tejer mantas y abrigos, aunque también para tejer prendas de vestir.  

Grosor grueso o Bulky

Se le conoce también como Chunky, puesto que, es una fibra gruesa y cálida. Es especial para tejer ropa de invierno. Tal como mantas, abrigos, chaquetas, zapatos, jerséis gruesos, entre otras cosas.

Muy grueso o Bulky

También llamado Súper Chunky o mecha, es un hilo resistente y de alto rendimiento al tejerlo. Se usan agujas gruesas de 7 a 10mm, lo cual logra un aspecto etéreo. Con él se confeccionan prendas de exterior como: abrigos, mantas, gorras y jerséis de pescador. 

Fino o lana sport

También llamada de bebé, se recomienda tejerlas con agujas entre 3 o 4mm. Con este hilo se pueden tejer una gran variedad de accesorios, como bufandas, gorros, vestidos ligeros y cárdigan.   

Súper Fino

Este hilo de lana es muy delgado, de gran suavidad y aspecto delicado. Es especial para usar en contacto directo con la piel. Por ejemplo, calcetines, guantes, bufandas y prendas infantiles. Para este tipo de lana se utiliza agujas de 2 a 3,5mm.