Saltar al contenido

Mantas y complementos para sofas

¿Por qué comprar una manta para sofá?

Las mantas de sofá, más conocidas por su término inglés como plaids sofa, son uno de los elementos que siempre está presente en nuestro hogar cada otoño invierno. Con la llegada de los primeros fríos de octubre rescatamos del armario nuestra mantita de sofá para empezar a convivir con ella compartiendo las pocas horas de descanso que nos da el día. Y es que no hay quien se resista a pasar con una buena manta para sofá los ratos de ocio de los fines de semana, donde se convierte en una compañera inevitable.

Si reflexionamos un poco, nos damos cuenta de que pasamos gran parte de nuestras vidas intentando crear nuestro hogar y cuando lo tenemos mejorarlo. El confort, la comodidad y la decoración ocupan un espacio esencial dentro de las características que deseamos para nuestro salón o sala de estar, estancias en las que pasaremos gran parte de nuestro tiempo más preciado, el tiempo de ocio, donde la comodidad y el bienestar son el objetivo prioritario.

También te puede interesar…

Lectura online de cartas de tarot

iempo atrás, prestábamos mucha más atención a la decoración del interior, a los colores y a las combinaciones más adecuadas que debíamos elegir para que fueran acorde con los muebles, la alfombra, las cortinas, el color de la pared o el suelo. Hoy, hemos cambiado la tendencia, y evolucionamos hacia una nueva visión más enfocada en cómo nos hace sentir todo este conjunto de elementos en nuestra casa.

A este respecto habría que reseñar aquellos matices personales que sabemos influyen positiva o negativamente en nosotros y en nuestra felicidad, como son el orden o desorden, la iluminación, el material si es de calidad o no, la limpieza… Detalles que por separado no son demasiado importantes, pero que juntos y alineados positivamente pueden crear la sensación de felicidad que queremos encontrar cuando llegamos a casa.

En esta sección encontrará todo tipo de colorido en plaids para sofás desde el gris, rojo, marrón, amarillo, rosa, beige hasta incluso negro, que también tiene su público. No tenemos diseños en jacquard ni en piel ni hay nada fabricado con algodón. Todo es 100% lana merino. Dependiendo de las tonalidades y decoración de nuestra sala de estar elegiremos un color u otro. Se trata de ropa de hogar para invierno, principalmente para sala de estar, sillas, sillones. Ciertos clientes eligen estos plaids para dormitorios infantiles donde el rojo, el gris y el azul son los preferidos para situarse como manta para pie de cama o bien como colcha en un dormitorio de niño. Las colchas se convierten en el regalo infantil preferido por parte de las aficionadas a las labores de punto a la hora de nacer un bebé conocido. Por contra, las marcas y multinacionales ya sea ikea, el corte inglés, amazon o carrefour apuestan principalmente por el precio, sabedores de la amplitud de gastos que requiere la ropa de casa: sábanas, fundas, toallas de baño, muebles.

Ver y elegir qué detalles decorativos serán los decisivos es una tarea importante si queremos decorar con éxito nuestro hogar. Por ejemplo qué lámpara es la que mejor quedará en el comedor, qué mesa y manteles elegiremos para la cocina, o qué color de toallas para el baño… Y es que cada producto que queremos añadir a nuestro hogar ha de ser perfecto para no distorsionar la decoración de ninguna estancia. Así, no podremos elegir colchas para la cama sin ver antes qué lámparas o qué cortinas y alfombras son las que mejor van en el hall o en el jardín. Los colchones, edredones, nórdicos incluso fundas de almohadas quizás no sean tan importantes desde un punto de vista estético, pero tampoco conviene descuidarlos. La compra de un producto suave con buen tacto, ya sea una manta o plaid con el que completar el menaje de su hogar suele ser una idea que todas y todos tendremos que hacer más pronto que tarde sobre todo cuando llega el frío

¿Sabes qué es un plaid?

Seguro que muchos de vosotros habéis escuchado alguna vez la palabra plaid. Y es que, en los últimos tiempos, se ha extendido bastante el uso de este término anglosajón para referirse a la prenda que hace la función de una clásica manta de sofá o de viaje.Si buscamos en un diccionario o traductor de inglés la definición de la palabra plaid, aparece como significado: “tela de cuadros escoceses”. Paradójicamente, esta definición guarda una pequeña relación con su significado en español, aunque en la actualidad hemos pasado a denominar plaid a todo tipo de mantas, de textura suave, que usamos como complemento de un sofásillón o de unacama.Estos textiles son ideales para taparse en épocas de mucho frío para ver la tele o leer en nuestro sofá. Además puede ser un elemento decorativo de gran valor y utilidad. Puedes encontrar plaidsde diferentes materiales, desde algodón pasando por seda o lana, que se adaptarán a la perfección en la decoración de tu hogar, gracias a la infinidad de modelos que existen.Ahora que ya sabes que es un plaid, ¿qué te parecen los modelos que lanzamos en Donurmy? Una gran variedad de diseños, con una calidad avalada por la firma Manterol.Estamos en temporada de otoño y las mantas y plaids reclaman su sitio en nuestros hogares. No vienen solo a abrigarnos, debemos cuidar qué manta elegir para sumar estilo, decoración, elegancia y calidez a nuestro hogar. Te presentamos distintas opciones para que veas cuál pega más con tu estilo.

¿Cómo elegir una manta o plaid?

El frío no es excusa para elegir cualquier manta. Vamos a hacerlo bien y, antes de adquirirla, miraremos que cumpla una serie de requisitos que la conviertan en un elemento estético más de nuestra vivienda.

El color: elige un color que combine con la decoración de la habitación que va a ocupar. Deberás también tener en cuenta el estampado.

El diseño: el tipo de diseño de una manta o plaid desprende diferentes valores y sensaciones que pueden encajar, o no, con el estilo de nuestro hogar. Estudia la personalidad de tus estancias para descubrir qué es lo que más le va.

El tejido: según su uso, es óptimo elegir un tejido u otro. Por ejemplo, si va a ser una pieza muy usada, intenta buscar tejidos resistentes, a la vez que suaves e hipoalergénicos como las telas polares o el algodón. Si tiene un uso más decorativo y no va a sufrir un uso constante, puedes decantarte por fibras sintéticas o tejidos más delicados como la lana o la seda.